Educación para la igualdad de género en Nicaragua

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer – Educación, un instrumento de gran impacto para crear un método sostenible para el desarrollo personal, familiar y comunitario

Proyecto Laguna 2: alumnos de una escuela pública donde se imparten talleres de habilidades para la Vida de la Fundación Dianova Nicaragua – Fóto Dianova

Por Saionara König-Reis – El año pasado, la Fundación Dianova Nicaragua ayudó a niños y niñas que viven en una pequeña comunidad rural en Nicaragua, concretamente en Laguna 1 y 2, cerca de la histórica ciudad de Granada. El proyecto contribuyó a crear las condiciones para que los niños y jóvenes desarrollen y fortalezcan las aptitudes sociales que les permitan construir su indentidad y ser protagistas en el fomento, restitución, ejercicio y defensa de sus derechos para lograr su desarrollo integral.

Sobre todo, la iniciativa cuestionó los estigmas y los prejuicios sobre los roles de género como herramienta fundamental para fortalecer las aptitudes personales y sociales de los jóvenes y mejorar su autoestima. El proyecto en Laguna 1 y 2 invirtió en educación para la igualdad de género como la clave principal para crear vías de acción de mayor impacto y un método sostenible para el desarrollo personal, familiar y comunitario involucrando tanto a niñas y niños, a sus familias, profesores y otros miembros de la comunidad.

El embarazo adolescente: un obstáculo importante para alcanzar la igualdad de género para las niñas rurales en Nicaragua

Las niñas de Laguna 1 y 2 están expuestas a una serie de obstáculos para su desarrollo completo como persona y como mujer. La pobreza, entre otros, conduce a menudo al abandono escolar prematuro, al trabajo infantil o como mano de obra precoz, forzada y no cualificada. Además, la trata y la explotación sexual de mujeres y niñas son una amenaza constante al estar ubicados en las inmediaciones de una gran ciudad turística. Y por último, las estrictas normas de género en los hogares conducen a una entrega, a menudo involuntaria y sobrecargada,  al cuidado y al trabajo no remunerado.

El embarazo en adolescentes es otro problema que requiere la importancia de abordar la igualdad de género desde edades tempranas en Nicaragua. En 2013, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (FPNU) situó a Nicaragua como el país de América Latina con el mayor número de embarazos adolescentes: el 28% de las niñas en el país dan a luz antes de cumplir los 18 años. Estudios locales muestran que la situación es aún mas crítica en zonas rurales, donde 3 de cada 10 niñas sufren un embarazo adolescente, agravado por el hecho de que solo el 50% recibe algún tipo de apoyo emocional o financiero por parte de los padres.

Lamentablemente, esta situación está respaldada por rígidas normas de género y creencias religiosas fuertemente arraigadas en la cultura local, y que influyen en las conductas sexuales de las personas e impactan en el uso o falta de medidas anticonceptivas. El statu quo de las normas relacionadas con el género tiene también un impacto directo en la salud pública, la dinámica relacional, la explotación sexual y en la violencia intrafamiliar y de género.

Educar para la igualdad de género: un llamamiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Sabemos que el embarazo adolescente afecta la vida de las niñas de una manera desproporcionada en comparación con los niños; para el primer grupo, entre otros, se convierte a menudo en un obstáculo para acceder a la educación, y a veces supone el abandono de sus familias. Sin embargo, la situación solo se puede prevenir si hay un cambio en la mentalidad y en el comportamiento cultural de ambos grupos, así como de sus familias y comunidades vecinas.

 

Como se ilustra en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en particular en el ODS 4.7 ( foco del trabajo de Dianova en Nicaragua), educar para la igualdad de género es, de hecho, una oportunidad para involucrar a hombres y mujeres jóvenes para desarrollar sus habilidades sociales, fortalecer a sus familias y comunidades y fomentar sus capacidades para tomar decisiones conscientes que afecten a su salud, sus cuerpos y sus vidas.

Este será el tema en un acto organizado por Dianova durante la próxima sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW62) el 13 de marzo en Nueva York, que promueve la paz, la autonomía, la dignidad, el respecto y la mejora de las condiciones de vida en general para las mujeres y niñas rurales. El acto contará la historia de las niñas rurales en Nicaragua y también contará con la participación de la UNESCO, el Barco de la Paz, la Iglesia y la Sociedad y la Asociación de Mujeres del Pacífico y el Sudeste Asiático.

Madre e hija en Nicaragua

Proyecto laguna 1, Mujer con su hijo en los talleres de Habilidades para la Vida impartidos por la Fundación Dianova Nicaragua – Foto Dianova